¿Cuántas veces te miraste en el espejo y no te gusto lo que veías?

En varias ocasiones me encuentro escuchando a personas comparándose con los progresos de otr@s, quizás sin saber cual fue el camino de esa persona.

También escucho acerca del displacer al verse, mirarse, observarse. La mayoría de las veces se refieren solo a la parte externa, los “rollos”, marcas, o lo que sea que no les guste de su imagen.

¿Se dieron cuenta que todo eso se relaciona a estereotipos y expectativas impuestas por otr@s? Impuestas y adquiridas desde muy chicos en nuestra mente. Nos han metido en la cabeza que debemos llegar rápido a lo que nos proponemos. Nos han metido en la cabeza que solo teniendo un cuerpo “perfecto” seremos eso que pretendemos ser. La imagen de éxito se relaciona a eso: llegar antes, llegar rápido y ser “perfecto” a imagen de quien sabe.

¿Se preguntaron alguna vez si es realmente eso lo que quieren y buscan?

Nos olvidamos de disfrutar el proceso. No tenemos en cuenta que todo proceso es individual y que tiene altas y bajas. Cada proceso tiene diferentes aprendizajes en cada etapa, y por eso es importante ser consciente de cada una.

Quisiera dejarles este mensaje: disfruten el proceso, no se comparen.

Como saben, acá estamos para acompañarlos en ese proceso. Se trata de reiniciar y adaptar el comportamiento en función de lo que ustedes busquen. Sin imposiciones ni expectativas irreales.

¿Tenes ganas de iniciar este camino? Te acompañamos en tu proceso.


Dra. Celeste Ramírez. Especialista en Medicina general y familiar. Curso superior en diabetes. Maestría en Nutrición. Certificada en Método No dieta.

Compartir en Redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Leer Más